<< Proyectos ganadores

L’HOSPITALET DEL LLOBREGAT: Impulso del Aprendizaje-Servicio como herramienta de convivencia, cohesión social y participación

Más de 2.000 alumnos participan en actividades de Aprendizaje-Servicio en unas 70 entidades de la ciudad.

Con más de 260.000 habitantes en tan solo 12,4 Km2, L’Hospitalet de Llobregat es la segunda ciudad más poblada de Cataluña. Vecina de Barcelona se caracteriza por ser un municipio de acogida. El 19% de la población es de origen extranjero, principalmente del norte de África, Latinoamérica y Asia, con una distribución desigual en la ciudad, superando el 35% en algunos barrios. La tasa de paro es del 16,5% y la renta familiar bruta es un 18% inferior a la media de Cataluña.

En 2007, L’Hospitalet de Llobregat se plantea la mejora de la educación como una apuesta de ciudad. Así, el Ayuntamiento se marca como objetivos incrementar el éxito escolar, evitar el abandono prematuro y el absentismo, disminuir la conflictividad en los institutos, fomentar la inclusión del alumnado inmigrante en la escuela y en la ciudad, abrir los centros educativos al vecindario promoviendo amplias redes educativas, y acercar a los jóvenes a su entorno más cercano con el propósito de que se sientan orgullosos del mismo y se impliquen en su transformación.

Es así que el Ayuntamiento decidió incorporar el Aprendizaje-Servicio, impulsándolo y extendiéndolo al conjunto de escuelas, institutos y centros de ocio educativo de la ciudad, como estrategia global de ciudad que cuenta con el apoyo político del conjunto del consistorio y la implicación de diversas áreas del gobierno municipal.

El Aprendizaje-Servicio (ApS) es una metodología pedagógica que une, en una sola acción, el aprendizaje de una determinada parte del currículum educativo con la realización de un trabajo en beneficio de la comunidad.
El alumnado aprende contenidos y valores y adquiere competencias y habilidades desarrollando un compromiso social con los colectivos más vulnerables de su entorno, ejerciendo desde una temprana edad su derecho a una ciudadanía activa comprometida con la transformación de la sociedad.

Para impulsar las iniciativas de ApS en la ciudad, se crea un grupo de trabajo permanente que se reúne trimestralmente para coordinar, dinamizar y evaluar las propuestas, formado por 10 personas en representación del profesorado, las entidades sociales participantes, el centro Promotor de ApS de Cataluña, el gobierno autonómico y el Ayuntamiento.

Se constituye, a su vez, un equipo técnico municipal encargado de realizar el seguimiento de los proyectos y de ofrecer formación y asesoramiento a profesorado, educadores y activistas sociales que quieren promover el ApS en sus centros educativos o asociaciones, y se crean espacios de encuentro entre los centros educativos y las entidades que quieren acoger a alumnado en sus actividades sociales y educativas.

Cada año nuevos centros educativos y entidades sociales se han ido sumando a las propuestas de ApS en la ciudad. En la actualidad, se han inventariado más de 100 proyectos estables de ApS protagonizados por más de 2.000 alumnos de 44 centros de educación primaria y secundaria que atienden las necesidades de colectivos diversos de unes 70 entidades sociales y educativas.

Los ámbitos que engloban las actividades de ApS van desde ofrecer un servicio en residencias de personas mayores (ejercicios de motricidad, juegos de memoria, actuaciones de música, etc.), a dar soporte en el aprendizaje de la lecto-escritura o en la alfabetización digital de personas mayores, a acoger a los nuevos alumnos que se incorporan al centro, a cuenta cuentos en las bibliotecas para los más pequeños, al cuidado y embellecimiento del entorno escolar y de la ciudad, a la organización de rutas en bicicleta para personas con discapacidad, o incluso a contribuir en campañas solidarias, etc. Actividades que consiguen reunir a persones de diferentes edades y culturas, erigiéndose en un claro ejemplo de fomento de las relaciones intergeneracionales e interculturales, de la cohesión social, de la vinculación con el barrio y de educación en valores.

Una innovadora forma de aprendizaje que renueva pedagógicamente las aulas y que ha conseguido disminuir el absentismo y mejorar la convivencia en las escuelas. Prueba de ello, es que de las 52 mediaciones realizadas en las escuelas en el curso 2009/10 se pasó a solo 5 intervenciones en el pasado curso. Una herramienta que, además, está consiguiendo poner en valor la imagen de los centros educativos y del colectivo de jóvenes, promover las redes colaborativas y fortalecer el tejido asociativo de la ciudad.

Presenta: Ayuntamiento de L’Hospitalet, Concejalía de Educación
Contacto: Sr. Lluís Esteve Garnés
e-mail: lesteve@l-h.cat; regidoria.educacio@l-h.cat