<< Premio Ciudades Educadoras a Buenas Prácticas de Educación Ciudadana a través de la Participación

Editorial

Vivimos tiempos en los que la ciudadanía solicita una participación más directa en las decisiones que le afectan, reclama ser escuchada y que su voz se tenga en cuenta. A su vez, los problemas a los que se enfrentan los gobiernos locales, son cada vez más complejos y requieren de la cooperación y de la inteligencia colectiva para afrontarlos. Por todo ello, se hace necesario abrir los procesos de toma de decisiones municipales a la ciudadanía y avanzar hacia un modelo de democracia más deliberativa. Por otra parte, a través de la participación ciudadana se regenera el compromiso y la responsabilidad cívica y se refuerza el sentimiento de pertenencia a la ciudad.

Ante esta realidad, la segunda edición del Premio Ciudades Educadoras a Buenas Prácticas de Educación Ciudadana a través de la Participación se convocó con miras a reconocer y dar visibilidad internacional a las iniciativas que las ciudades de la AICE realizan para incluir la participación ciudadana como elemento educador y vertebrador de las políticas locales.

Con un total de 62 candidaturas, procedentes de 49 ciudades miembro de 12 países y 3 continentes, un año más, las ciudades de la AICE han puesto de relieve su enorme capacidad de influir positivamente y mejorar la calidad de vida de la ciudadanía. Tras un arduo proceso de deliberación, un jurado internacional ha seleccionado tres iniciativas que destacan por su dimensión innovadora, capacidad de movilización e impacto transformador.

En este sentido, las tres experiencias premiadas ofrecen miradas complementarias a la hora de concretar en la práctica un concepto como la participación ciudadana, tan amplio como poliédrico.

El Plan de regeneración urbana del centro histórico de Gunsan (República de Corea), un proyecto holístico de rehabilitación del centro urbano que ha conseguido armonizar pasado y futuro vinculando a las personas residentes al territorio, empoderar a la ciudadanía y reactivar la economía local.

Redes de mujeres sin violencia de León (México), una iniciativa de empoderamiento de las mujeres en favor de la igualdad de género y la lucha contra la violencia que ha conseguido incrementar la conciencia sobre los derechos de las mujeres, así como tejer redes de solidaridad y apoyo mutuo entre ellas.

Y, Nuestro barrio, nuestra ciudad de Setúbal (Portugal), un programa de transformación y mejora de la calidad de vida de un área degradada de la ciudad a través de la participación en la identificación y resolución de problemas y el fomento de la vida en comunidad.

Desde la AICE nos gustaría transmitir nuestra felicitación y reconocimiento a Gunsan, León y Setúbal. Sus experiencias serán, sin duda, fuente de inspiración para otras ciudades de la red. De igual forma, hacemos extensiva la felicitación a las siete experiencias finalistas, así como a todas las candidaturas recibidas. Estamos convencidos de que, más allá de las experiencias premiadas, todas ellas contribuyen a construir ciudades más participativas y educadoras.